Hola Mundo!
Sin categoría
Mar01

Tags

Related Posts

Share This

Hola Mundo!

This post is also available in: Inglés

ePULP1

HACER CARTAS DE PRESENTACIÓN PARA TERCEROS debería de ser un oficio que recuperar. Es más, creo que merecía la pena organizar un premio sobre este asunto ...


P. ¿Por qué lo dices?

R. Lo digo porque escribir una presentación sobre uno mismo y sus proyectos no me resulta nunca fácil, y siempre parece empalagosa. Hoy trataré sobre mi proyecto ePULP EDITIONS.

P. Muy bien, ¿Qué vas a decir?

R. Pues que ePULP EDITIONS, llc es una editorial digital que nace con la idea de que la lectura de contenido digital de ficción debe de satisfacer al lector en digital de seis maneras:

  • Lo que leas debe de ser entretenido para que merezca la pena leerlo.
  • Lo que leas debe de ser barato, para que sea apreciado leerlo.
  • Lo que leas debe de ser inteligente, para que sea saludable leerlo.
  • Lo que leas debe de ser instructivo, para que sea útil leerlo.
  • Lo que leas debe de ser edificante, para que sea enriquecedor leerlo. Y
  • Lo que leas debe de ser inspirador, para que sea una recompensa leerlo.

P. Ese listado está muy bien

Ya, nos costó un poco depurarlo y yo creo que debemos añadir otras dos. ... pero mira, déjame seguir.

Que queremos crear varias colecciones de relatos agrupadas por géneros de ficción: novela histórica, cuentos de terror, ciencia-ficción, etc. Que la primera apuesta es la novela criminal. Para ser más exacto, toda la escala de estructuras de relatos que van desde la crónica roja hasta la novela negra.

Y que abrimos con algo grande: un Concurso de relatos sobre género criminal en español. En posts distintos aparecen las referencias al sello de novela negra (Hardboiled Fictions es su nombre) y al Concurso de Relatos.

Me encantaría que los que lean esos ‘posts’ abusaran de su tiempo y se dedicaran a distribuirlos por las redes sociales.

P. ¿Qué piensas de la lectura?

R. Esta es la página web de una editorial digital. Una editorial que cree que la mejor lectura es la que te entretiene, y punto. Y si, además, la historia está brillantemente escrita (y es difícil no pensar que está brillantemente escrita una historia que guste), por el mismo precio, el público habrá aprendido algo de ortografía, gramática y sintaxis. Lo cual es todo un aliciente añadido a nuestro propósito inicial, pero el principal de todos es que la gente se entretenga con nuestras historias.

P. Quizás es un tanto brusco como lo cuentas. ¿Qué piensas de los lectores?

R. No creo que mejorar en ortografía, gramática y sintaxis sea incompatible con disfrutar de una buena historia. Diría más bien que además la mejora. Pero mira, contar y leer historias engancha siempre que la lectura no sea una excusa para insultar a tus lectores. Creo que para disfrutar leyendo no hay que haber cursado un postgrado, y nadie debería de andar por la vida exigiéndote uno. Las lecturas pertenecen a los lectores, porque son los que las mantienen vivas. Si a ellos les gustan es que son buenas, y si no, es que nos hemos equivocado al proponérselas. La culpa sería nuestra.

A aquellos que quieran leer nuestros títulos no les pedimos más que el precio que aparezca en pantalla, aunque también nos gustaría que fueran por ahí dando alabanzas de lo bien que se lo han pasado. Por otra parte, jamás se nos ocurriría pedirles que nos demuestren que están a la altura de nuestros títulos. ... De hecho, no creemos que lo estén.

P. ¿...?

R. ... Más bien es al contrario. A nosotros nos gustaría que nos dijeran que nuestros títulos están a la altura de nuestros lectores, que son a quienes realmente queremos gustar.

Emprendimos este camino cuando nos hartamos de escuchar decir y leer que la gente no leía todo lo que debiera. Acabamos descubriendo que más bien es porque esa gente no tenía a mano un relato por el que mereciera la pena dejar de mirar la televisión o de mirar por la ventana de un autobús de línea camino al trabajo, o de vuelta a casa.

No se puede estar todo el santo día pensando que los lectores no te merecen (me enferma esa actitud). Deberíamos de hacer para merecerles a ellos. Eso es algo que a los que estamos detrás de este proyecto nos apetece hacer.

P. ¿Es fácil encontrar buenas historias?

R. Creemos que nadie se resiste a leer una buena historia, y también que las buenas historias son tan abundantes como los malos abogados. No pretendo abrir aquí un debate sobre la calidad de los servicios legales en cualquier país donde se hable español. Pero lo cierto es que en la mayor parte de las buenas historias un mal abogado, aunque sea de forma figurada, desempeña un papel destacado, porque siempre hay alguien que defrauda las expectativas de otras personas. A veces se le llama el abogado, otras es tu socio. En suma siempre hay alguien venal que hace que la historia avance.

Por lo tanto, los abogados malos son tan necesarios para asegurar la marcha de la civilización como el papel higiénico. Cumplen una función cara a un suceso que se sabe llegará, aunque se ignore cuando, y a pesar de no salir muy airosos de él. ¿Abundantes las buenas historias? Sí. Pero no basta. Lo complicado es encontrarse con quien las escriba de modo que sepa extraer todo su potencial. Seleccionar autores, acertar con ellos, es de lo más delicado. Pero hablamos de ello en otro post si te parece

P. Ok, cuando consiga quitarme de la cabeza la imagen del segundo de los sucesos que sabemos que ocurrirán, pero no cuándo, nos ponemos a hablar de los autores. Entretanto, ¡véndeme en una frase tu producto!

R. Ya te dije que creemos que en el arte de contar historias y en el arte de disfrutar leyendo historias hay algo que engancha, que te hace repetir y buscar nuevas historias. Pues bien, con este proyecto van a tener la ocasión de disfrutar de

buen puñado de relatos fáciles de tomar y difíciles de olvidar por apenas el precio de un billete de autobús.

P. No luce mal, así como lo cuentas.

R. La verdad es que no.

P. Pues ponte a escribir esa presentación

R. Creo que ya se ha escrito ella sola.

©2014-2015 ePULP EDITIONS, llc · Pulp Fictions